Blanco lo dice todo transparente

Posted on 28 abril, 2010

0



El ministro de Fomento, José Blanco, le ha pillado el gusto a tratar temas tangencialmente relacionados con el turismo y si empezó con los sueldos de los controladores aéreos ahora está conociendo a los hoteleros. Fuentes del sector reconocen que fuera de las salas de reuniones, a calzón quitado se puede decir, los empresarios del sector admiten que se quejan y quejan ‘por si cae algo’ en forma de ayudas o subvenciones, o incluso para que nadie piense que les va tan bien que ninguno se lamenta de nada. Y esto a Blanco no le gusta nada, más en tiempos de crisis y ultimando para este mismo viernes una reducción de altos cargos en el seno del Ejecutivo central que está doliendo en el PSOE.

Así que desde la transparencia, aunque seguramente también desde la exageración, ha asegurado que los hoteleros de Canarias se vieron favorecidos durante el periodo que duró el bloqueo aéreo causado por la nube volcánica de Islandia, ya que muchos ciudadanos europeos se vieron atrapados y pernoctaron más allá de lo previsto en el archipiélago.

Razón tiene en este fenómeno, aunque numéricamente hablando es bastante probable que el balance no haya sido positivo. Pero el caso es que contrasta frontalmente con la reivindicación de los hoteleros canarios que llegaron a avanzar 25 millones de euros diarios de pérdidas y posibles Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), que luego desestimaron una vez el Gobierno canario activó ayudas al sector.

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT), Fernando Fraile, consiguió en una reunión con el Gobierno canario el pasado 26 de abril ayudas para edificios que, según él, “pueden estar dos o tres meses sin clientes”, aunque sin explicar por qué hay hoteles a los que la nube les ha supuesto ese efecto.

“No han definido las fórmulas pero el consejero [de Empleo, Jorge Rodríguez] ha prometido ayudas a complejos que no tienen ocupación y que, por tanto, necesitan algún plan puente hasta que vuelvan a tenerla en los meses estivales“, arguyó.

La reflexión surge rápido, ¿resulta que entre todos vamos ahora a pagarles a los empresarios los hoteles vacíos hasta que llegue el verano? Bueno, mancomunemos entonces y que ellos repartan beneficios y no nos cobren en verano, cuando está todo al 100% de ocupación. Habrá que hacer seguimiento y esperar, en este caso sí, que haya sido una promesa lanzada al viento y se quede sin cumplir. Y es que contra el defecto de pedir, está la virtud de no dar. Y el que lo quiera coger que lo coja, como diría Manolo Vieira.

Anuncios
Posted in: Canarias, Economía